HOMBRE EQUIVOCADO JOHN KATZENBACH PDF

The Wrong Man is all that - and thus is the wrong book. It just becomes too much and thus repetitious. This book is a perfect example of what appears, to this reader, to be a lack of serious editing - even if you buy the premise. At half the length this book would be too long. Pass on this one.

Author:Kigasida Nezil
Country:Iran
Language:English (Spanish)
Genre:Politics
Published (Last):2 April 2012
Pages:258
PDF File Size:2.59 Mb
ePub File Size:17.51 Mb
ISBN:686-5-15441-636-1
Downloads:36157
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Gagis



O tal vez nunca, claro. Tienes mi palabra. Nadie puede amarte como yo lo hago. Estaremos juntos para siempre. De un modo u otro. Sin firma Estaba impresa en papel corriente y con letra cursiva, lo que le daba un aire anticuado. Le gustaba vestir vaqueros y una chaqueta de pana gastada con parches de cuero en los codos.

Usaba unas gafas para leer y otras para conducir, y siempre llevaba ambas encima. Le encantaba su especialidad, la historia, y esperaba cada septiembre con entusiasmo, sin el cinismo que aquejaba a muchos de sus colegas de facultad. Reservaba la vieja furgoneta para los inviernos. Su tercera aventura era Ashley. Todo el mundo amaba a Ashley. Lo que le asustaba era que el remitente pudiera tomarse en serio aquel sentimiento exagerado. Ashley ya no era una adolescente, ni siquiera una estudiante universitaria.

El anonimato era una firma tan clara como cualquier nombre escrito. Pero eso ya lo sabes. Y no tuvimos muchas ocasiones de hablar. Otra pausa. Los hombres, quiero decir. Nada, de verdad. Nada especial. Nada que no pueda manejar. Tu vida pasa de largo, y a veces necesito seguirte los pasos. Nada concreto. Solemos imaginar lo peor. Es lo que nos convierte en las personas terriblemente aburridas y pesadas que somos. Te quiero. En un instante, son todo bravatas. Al siguiente, todo timidez.

Muy bien, Molly, empieza a calentar. Vedlo en su conjunto. Es como el ajedrez. Creo que Vicki se ha quedado grogui, pero la otra chica se ha llevado la peor parte. Ya conoce las reglas sobre las protestas. No puedo. Y eso fue todo. Esperaba que fuera cierto. Era un momento inquietante.

La clave era no encontrarse en el lugar equivocado en el momento equivocado. Implicaban a otras lesbianas de todo el valle. Manejaba sus casos con experiencia, cobrando honorarios razonables, sonriendo y estrechando manos, y se consideraba la abogada de las emociones desatadas.

Dudaba de la exactitud de esa frase. Tal vez no. El caso es que la he encontrado.

QJ71E71 100 PDF

El hombre equivocado de John Katzenbach

.

HUMBOLDT FOTOLEHRGANG PDF

El hombre equivocado

.

DE CRISISKARAVAAN PDF

EL HOMBRE EQUIVOCADO

.

Related Articles