HERBERT BLUMER INTERACCIONISMO SIMBOLICO PERSPECTIVA Y METODO PDF

Sociometry , , vol. Entre los numerosos especialistas que han utilizado dicho enfoque o contribuido a su consolidacion intelectual, figuran autores norteamericanos tan notables como George Herbert Mead, John Dewey. Thomas, Robert E. Florian Znaniecki. A pesar de existir diferencias significativas en la linea de pensamiento de los mencionados expertos. Sin embargo hasta ahora no se ha formulado claramente la postura que defiende dicho concepto y.

Author:Goltirg Gardalmaran
Country:Uganda
Language:English (Spanish)
Genre:Technology
Published (Last):5 December 2013
Pages:391
PDF File Size:1.86 Mb
ePub File Size:8.18 Mb
ISBN:857-5-16181-720-9
Downloads:82583
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Tygorr



Segun -to, los individuos o gr upx que ocupan o viven en las mismas wordenadas espaciales pueden tener entornos muy distintos: como se suele dedr. I gentes que wexisten en estrecho contact0 geografm pueden, sin embargo. De hecho. Los individuos se ven obligados a dgenvolverse en el mundo de los objetos.

De ello se desprende que para entender 10s ados de las personas es necesario conocer 10s objetos que wmponen su mundo, una cuestibn importante que analizaremos rnL adelante. En segundo lugar, otra de las consecuencias es que los objetos en lo que con- cierne a su significado deben ser considerados como creaciones sociales en cuanto que se forman y surgen como resultado del proceso de delinicion e interpretacion, ya que kt e tiene lugar a su vez en la interaccion de las personas.

El significado de todas y cada una de ias wsas ha de formarse, aprenderse y transmitirse a travks de un proceso de indicacion que constituye, necesariamente, un proceso social. Los objelos carecen de status fijo, a menos que su significado se vaya configurando mediante las indicacio- nes y definiciones que las personas hacen de ellos. Nada es tan evidente como el hecho de que 10s objetos pertenecientes a las tres categorias antes seialadas pueden experimentar un cambio en su significado.

Para un astrolisico modern0 una estrella en el cielo es un objeto muy distinto de lo que era para un pastor de los tiempos biblicos. El presidente de una nacion que no consigue actuar con h i t o en momentos cruciales.

La vida y los actos de 10s individuos van modi fi bdose formsamente a tenor de 10s cambios que acaecen en su mundo de objetos. En su andisis de la asuncion del papel social. Mead ha investigado la forma en que esto awntece.

Petapa del juego organizado". A1 asumir tales papeles una persona se encuentra en situacion de dirigirse o apmximarse a si misma. Tal es el caso de lq niea que "juega a las ma mS y se habla a si misma mmo lo haria su madre, o el del sacerdote que se juzga a si mismo a travks del prima del sacerdocio. Formamos nuestros objetos a partir de nosotros mismos mediante un pr- de asuncion de papeles. El hecho de que el ser humano posea un "si mismo" lleva implicit0 algo todavia importante; y es que ello le capacita para entablar una interaccidn wnsigo mismo.

Este tipo de interasion es fdcilmente detectable cuando advertimcs que estamos enojados con nosotros mismos, y que debemos autoestimularnos para realizar nuestros quehaceres, cuando nos recordamos que hay que h a w esto o lo otro, o hablamos para nuestros adentros. Como estos mismos ejemplos sugieren. El promo en cuestion permanece wntinuamente en vigor duranle la vida wnsciente del individuo. De hecho, en el set humano. Las escuelas de pensuniento de las ciencias sociales y psiwldgicas difmen enormemente a la hora de elegir 10s factores que cada una La posicibn metodologica del interaccionismo simbblico I I considera significativos Esto puede apreciarse en terrenos tan diversor y amplios wmo el de 10s estimulos.

Las escuelas difieren asimismo en su manera de concebi la organization del ser humano, que algunos consideran como un tipo de organiza- cion biologica, olras psicologica y otras, en fin, como una especie de organMon sccial privada y adaptada a la estructura social del grupo al que pertenece.

Coinci- den, sin embargo, en considerar a1 set humano como un organismo de respuesta. Bajo esta perspectiva muy generalizada, la persona d l o es "social" en el sentido de que pertenece a una especie social de que reaociona ante los demh estimulos sociales o de que ha incorporado a si misma la organizacion de su P p o.

El interaccionismo simbdliw mantiene un punto de vista sobre las personas fundamentalmente distinto. Considera que el individuo es "social" en un sentido mucho miis profundo: como organismo capaz de entablar una interaccion social wnsigo mismo formulindose indicaciones y respondiendo a las mismas. Estas percepciones las afronta entablando un pnrex, de autoindicacion mediinte el cud convierte en objeto aquello que percibe, le confiere un significado y utiliza dste como pauta para orientar su accion.

Su comportamiento con respecto a lo que percibe no es una respuesta motivada por tal presencia. Este claro esquema se presta a varios comentarios. En primer lugar. Nuinas recurrentes en la v i a de 10s grupos humanos wmo las integradas en 10spreceptos ya establecidos y fielmente obsewados de la accidn conjunta.

En segundo lugar hemos de admitir que incluso en el caso de lo que se refiere a la awion wnjunta reiterativa y preestablecida, cada uno de 10s casos que lo integran ha de formarse de nuevo. Los individuos participants en la misma siguen teniendo que elaborar sus lineas de accion y adaptarlas a las de 10s demC rnediante el doble proceso de la designation y la interpretacidn. Cuando se trata de una accion conjunta reiterativa lo hacen.

Si admitimos esto, tenemos que advertir forzosamente que lo importante es el papel y el destino de 10s significados y no la accidn conjunta en su forma establecida. Tras la fa- chada de la accion conjunta objetivamenle enlocada. La acepta- cion gratuita de 10s conceptos sobre normas, valores, reglas sociales y demh no debiera ocultar a 10s estudiosos el hecho de que cualquiera de estm conceptos depende del proceso de interaaion social.

Es el p r o ws social el que crea y suslenta las normas en la vida de grupo y no kt as las que forjan Y sostienen aquklla.

Estamos familiarizados con esas vastas y complejas red- de action que implican la concatenaci6n e interdependencia de 10s distintos ados de diversas personas.

Dichas redes, que suponen la participa- cion regularizada de diiintas personas con diversos actos a diferentes niveles. Habria que admitir lo que es evidente. Ninguna red o institution funciona automaticamente por medio de alguna dinarnica interna o de e xi ge nh del sistema. Es b m reconocer que el abanico de significados r,huc que impulsa a 10s componedtes de una cadena a actuar como lo hacen.

Es precis0 hacer una tercera obsewacion importante. Nunca surge un nuevo tipo de acci6n wnjunta al rnargen del mencionado historial.

Las pmonas que participan en la formacion de una nueva accion conjunta siempre aportan a la misma el mundo de 10s objetos, el conjunto de significados y los esquemas de interpretacion que antes poseian. Por lo tanto. Pensar que una forma dada de accion conjunta puede ser desgajada de su vinculo histi,rico. No se puede entender la nueva forma de accidn sin inclui en su adisis el Wnocimiento de la mencionada continuidad.

La acci6n mniunta no d l a rmresenla. Una vjnculacion horizontal. Suponemos que la perspectiva general del interaccionismo simbdlim habra quedado perieaamente Clara tras este breve bosquejo de sus aspectos radica- l s. Este enfoque considera que una sociedad humana se ampone de personas cornprometidas en el acto de vivir. La vida es un proceso de continua actividad en la que 10s participantes desarrollan lineas de accion ante las innurnerables situaciones que han de afrontar.

E s h como engranados en un vasto procso de interaction. El pr- consiste en formular indicaciones a 10s demh sobre lo que hay que hacer, y en interpretar las que ellos formulan a su vez. Las personas viven en un mundo de objetos y el significado de 10s mi- es lo que l a guia en su orientacidn y sus actos. Sus objetos. Por supuesto. Por eso cada individuo se aproxima a 10s demL de un modo diferente, vive en un mundo distinto y se guia a si mismo pot medio de un conjunto de significados disimiles.

No obstante. I,;" requisitos fundamentales de la ciencia empirica. El , pensamiento actual y la discusion de la metodologia en las ciencias social y psi do- gica e a n salpicadas de numerosos malentendidos y confusiones en esta materia, por lo cual consider0 conveniente esbozar algunos principios bhicos. Comenzad con la redundante afirmacion de que una ciencia empirica presupone la existencia de un mundo empirico.

Ekte mundo wnstituye algo susceptible de observaci6n. En el caso de la ciencia empirica constituye el punto 8 partida y de retorno. Es el campo de ver i f i i bn de cualquier dumacion que se haga sobre 8. Para la ciencia empirica. La pmici6n metodologica del interaccionismo simb6lico 17 Para que esta trivial aunque indispensable declaration no sea mal interpretada.

Creo que tal mncepto es indiscutible. Es imposible mencionar un solo ejemplo de caraderizacidn del "mundo de la realidad que no estk marcado por la imagination humana. El ser humano no wnoce nada que no se p r a t e en forma de alga a lo que pueda referirse o que sea capaz de indicar.

Para sedalar cualquier cosa. En este sentido noes posible hallar ninguna fisura en el argument0 de que el mundo empirim existe siernpre y necesariamente en forma de imagenes y conceptos humanos del mismo. Sin embargo. Es err6neo llegar a la conclusion de que. Esta postura solipsists es insostenrble.

Tal resistencia confiere a1 mundo empiria, un caracter obstinado que es el sello de la realidad. Su intlexibilidad, su capacidad de resistir y replica? Hay que respetar esta obatinada naturalezn o carhctet: tal es.

ARBAN CONCORD KLOSE PDF

37180510 Blumer Herbert El Interaccionismo Simbolico Perspectiva y Metodo Pp 1 76

Segun -to, los individuos o gr upx que ocupan o viven en las mismas wordenadas espaciales pueden tener entornos muy distintos: como se suele dedr. I gentes que wexisten en estrecho contact0 geografm pueden, sin embargo. De hecho. Los individuos se ven obligados a dgenvolverse en el mundo de los objetos. De ello se desprende que para entender 10s ados de las personas es necesario conocer 10s objetos que wmponen su mundo, una cuestibn importante que analizaremos rnL adelante.

KRATKA POVEST O GRCKOJ PDF

Herbert Blumer: biografía, teoría y obras

.

EL AURA HUMANA KUTHUMI PDF

Interaccionismo simbólico

.

Related Articles